Dalequedale.com

Revista Digital de Pensamiento Contemporáneo y Reflexión

25 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

¿Por qué no puedes enfocarte en lo que quieres hacer?

Uno de los principales elementos para alcanzar tus metas consiste en estar enfocado en lo que tienes que hacer para lograr lo que quieres. Estar enfocado requiere concentración y estar atento a todo lo que se vincula con tus objetivos.

En ese camino hacia tus metas surge un elemento llamado distracción que obstaculiza tu desempeño y que se convierte en un reductor de tu capacidad y tu esfuerzo para lograr lo que te propones.

La distracción es un factor muy común en los seres humanos y cada día recibimos muchos más elementos que distraen nuestra voluntad y nos desvían de nuestro objetivo. Por eso, te propongo que elimines estas distracciones que te impiden concentrarte en lo que tienes que hacer.

Estar enfocado

Es importante que seas consciente de la importancia que tiene estar enfocado en tus actividades y en lo que haces. Enfocarte no es sólo saber focalizarte en lo que haces, sino que constituye una conexión real y consciente entre lo que estás haciendo y tu interior.

Esta concentración se produce cuando eliges un estímulo en tu entorno y te enfocas en ese estímulo ignorando todos los demás. Por eso, es tan fácil distraerte, porque por el simple hecho de cambiar el estímulo en tu entorno, dejas de enfocarte en el estímulo que te interesa y te enfocas en ese otro que te llamó la atención o te interrumpió [estímulo distractor], perdiendo la conexión con el primer estímulo.

Por ejemplo, si estás leyendo un artículo en una revista y cuando terminas no recuerdas qué leíste o no comprendiste lo que leíste, lo más probable es que no estabas enfocado en el estímulo de la lectura, sino en cualquier otro estímulo en tu entorno, que puede ser la televisión, el celular, una conversación cerca de ti…

El estimulo que conecta lo que quieres con tu interior esta muy relacionado con tu motivación y con el interés que tienes por lo que quieres. Si algo no te interesa es muy difícil que encuentres un estímulo que conecte y te permita enfocarte.

Lamentablemente, en la actualidad es difícil eliminar las distracciones que tienes en tu entorno. Primero, porque sin ser conscientes te distraes, te dejas llevar y dejas de hacer lo que estabas haciendo. Y segundo, porque son externas, y de alguna manera, no dependen sólo de ti.

Existen múltiples distracciones naturales como:

  • Padecer de una fatiga.
  • Falta de sueño.
  • Falta de voluntad.
  • Ser distraído.
  • Tener ideas erróneas de planificación.
  • Tener ideas limitantes en lo referente al desempeño personal.

En la actualidad, existen un sin numero distracciones externas que quiero considerar como factores que limitan tu concentración:

Facebook. Pasarte el día revisando tu Facebook no te ayudará a concentrarte en tu actividad. Tener el Facebook abierto en tu celular o computadora es una tentación y una distracción, sobre todo, porque tienen un sistema de atracción y de sonidos, alertas y notificaciones constantes que llaman tu atención y se convierten en un estímulo anulador del estimulo principal, que es tu actividad. Por lo que, te recomiendo establecer horarios para revisar tu Facebook y para postear.

Esta constante recepción de información mediante Facebook, Twitter, Email, y demás redes sociales, disminuyen tu capacidad de concentración, entre otros factores, porque todos los mensajes están limitados a un numero de caracteres muy pequeño y acortan la  longitud de tu capacidad de concentración en textos largos como artículos, ensayos y otros textos.

Fumar. En las personas que fuman se manifiesta la necesidad de inhalar nicotina para lograr concentrarse en algo, convirtiendo esta falta de concentración uno de los síntomas de abstinencia del cigarrillo más destacable.

Falta de sueño. Tener sueño por no haber dormido bien o lo suficiente puede ser un factor de distracción muy grande a la hora de quererte concentrar en algo que estás haciendo.

Televisión. La televisión está muy relacionado con la falta de concentración y atención.

Celular. Recibir llamadas constantemente dificulta la concentración. En adición a que los celulares actualmente son inteligentes, es decir, tienen aplicaciones para recibir correos que emiten un sonido cada vez que recibes uno y automáticamente tomas el celular y ves qué correo te llegó.

Luego, puedes revisar en Facebook, el Twitter, y todas las demás aplicaciones como Whatsapp, por la cual, cualquier persona en cualquier momento puede iniciar contigo una conversación sin importar que estés reunido o trabajando.

Correo electrónico. Sin darte cuenta revisas tu correo electrónico 10 veces al día. Estás pendiente al sonido que emite tu celular cuando recibe un correo e inmediatamente lo tomas para revisarlo. De esa forma pierdes de 3 a 5 minutos, cada vez que escuchas el celular recibir un correo.

Organízate de forma que revises tu correo una o dos veces al día. Y cuando lo revises, cierra el Outlock, Mail o cualquier otra aplicación en la que revises tu correo.

Evita mantener abierta aplicaciones como Skype, Messenger, Whatsapp, Facebook, porque cualquiera puede interrumpir tu labor y distraerte.

Cómo puedes mejorar tu concentración

  • Haz una lista de todo lo que tienes que hacer y pégala en un lugar donde la tengas presente y a la mano.
  • No dejes lo importante para mañana. Lo que es importante tienes que hacerlo porque si no lo haces, y es realmente algo importante, al día siguiente se convierte en urgente y te impedirá realizar tus actividades planificadas para ese día.
  • Una actividad a la vez. Muchas personas piensan que realizando dos actividades a la vez pueden avanzar más. Sin embargo, no es así.
  • Cuando tengas algo que hacer, hazlo de una vez, puedes conseguir más de lo que piensas con tan sólo 15 ó 20 minutos, en vez de esperar tener un espacio de mucho tiempo para hacerlo porque muchas veces no logras tener ese tiempo disponible.
  • Limpia tu entorno. Una de los factores que más distraen cuando realizas una actividad es tener enfrente otra actividad pendiente. Caes en la trampa de pensar que ese pendiente que tienes enfrente sólo te tomará 5 minutos y detienes lo que estás haciendo para ponerte a hacerlo, y comprobar que tomaba más de 5 minutos y te impidió terminar la que estabas haciendo.
  • Haz lo que quieres hacer en un horario que sabes que estás mas despejado y en atención. No esperes las horas pesadas para hacerlo como recién almorzado o cansado.
  • No retes tu concentración realizando actividades demasiado largas que excedan lo adecuado. Puedes tomar un receso y retomar tu actividad.
  • Cuando realices una actividad, prepárate para realizarla y deja a un lado todo aquello que sabes que te distrae, apaga la televisión, pon en silenciador tu celular, sírvete un vaso con agua para que no tengas la excusa de levantarte por tener sed y entretenerte en el camino con otro estímulo.
  • Un recurso que te puede ayudar a concéntrate mejor es no tener al mismo tiempo cuestiones de trabajo con cuestiones personales, o cuestiones de trabajo con cuestiones de diversión, por ejemplo, tener en el iPad tus aplicaciones para trabajar y las aplicaciones de juego en la misma pantalla.

Lo que te propongo es que busques cuáles son tus propias distracciones y las elimines. El poder enfocarte en lo que quieres es una decisión personal y sólo tú puedes lograrlo.

No importa qué tengas qué hacer o qué quieras hacer, si no te concentras en lo que haces y no te enfocas en el estimulo adecuado, no lograrás tener la atención necesaria para realizarla de forma eficaz.

Recuerda que la falta de concentración afecta tu poder personal. Así que te invito a que respondas a la pregunta: ¿Sabes qué distrae tu atención?

Fuente del Autor: https://guseduardoperiche.com/2015/04/17/por-que-no-puedes-enfocarte-en-lo-que-quieres-hacer/

24 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

¿puedes leer tus propios pensamientos? descubre como.

aprender a leer nuestros propios pensamientos, nos da herramientas para ser mas asertivo con respecto a nuestras emociones.
aprender a leer nuestros propios pensamientos, nos da herramientas para ser mas asertivo con respecto a nuestras emociones.

Es muy frecuente que nos encontremos en un lugar determinado pensando en “NADA” algo muy contradictorio para ser preciso, pues nuestra mente jamás descansa es una maquina productora de planificaciones, recuerdos, pensamientos, suposiciones, hipótesis, teorías, y por supuesto cuando dormimos creamos los sueños. Pero ¿que tan a menudo escuchamos nuestros pensamientos?  Los inconscientes, los automáticos, es donde carecemos de información con respecto a nuestras emociones y comportamientos, pues el detonante siempre serán nuestros pensamientos.

Existe un término para estos tipos de pensamientos, los llamados automáticos, aquellos que se revolucionan en nuestra mente sin nuestro permiso acoplando varios niveles de respuestas según nuestro carácter y temperamento. En algún momento luego de haber defendido mi tesis, se me exigió que esperara pacientemente afuera, fue entonces donde llegaron los pensamientos, ¿será que lo hice mal?, seguro me bajaran nota, pude haberlo hecho mejor, vi como me miro la profesora y seguramente no le gustó. Me complace en decirles que saque la nota completa y me felicitaron pero estos pensamientos produjeron en mi ansiedad, estrés, angustia, y hasta incluso impotencia.

Algunos de los pensamientos mas comunes son: las culpas, los deberías, el filtraje, la maximización o minimización, entre otros. Simples voces que nos dicen a nosotros mismos como debemos actuar, pensar y sentir sin hacerlos conscientes o reales. A los pensamientos que no tienen ninguna prueba de que algo malo o muy bueno vaya a pasar se denominan distorsiones cognitivas.

¿Cómo identificar los pensamientos automáticos?

Por lo general tendemos a no darnos cuenta de que los mismos existen y si notamos los mismos, ya será demasiado tarde. Es recomendable poseer una palabra positiva para nosotros y utilizarla como comodín en cuanto empiecen el desorden de pensamientos negativos, mi palabra por ejemplo esExcélsior, significa tomar lo malo y convertirlo en combustible para desarrollar lo bueno. Otras palabras podrían ser: stop, detente o la clásica goosfraba de aquella famosa película.

Luego de haber detenido el momento y la fiesta de locos en nuestra cabeza, debemos racionalizar los pensamientos, en el caso anterior por ejemplo seria: yo no considero que haya defendido mal mi tesis, mis invitados se mostraron interesados, respondí a todas las preguntas, entre otro.

Anotar estos pensamientos por categoría y dar un porcentaje para cuantificarlos, es decir que al pensamiento negativo que hayamos tenido en el día dar un porcentaje del 1 al 100 en relación ha como nos hizo sentir, luego anotar las emociones y colocar el porcentaje de igual manera.

Otro ejemplo: nuestra esposa o esposo jamás nos regalan nada, absolutamente nada, pero un buen día se aparece en nuestra casa con un ramo de rosas y unos chocolates. Nuestros pensamientos invaden nuestra mente diciendo “seguro hizo algo malo”, “será que se murió alguien”, “se me olvido nuestro aniversario”. Cuando en realidad solamente le provocó regalarnos algo lindo ese día. Ahora bien realicemos el esquema

Acontecimiento: me trajo flores y chocolates

Pensamientos: seguro hizo algo malo 100%, será que se murió alguien 70%, se me olvido nuestro aniversario 25%

Emociones: incertidumbre 100%, sorpresa 100%, rabia 70%, desconcierto 80%

Nuestra respuesta: aquí enmarcaremos 2 opciones; 1.- ¿y eso? (con sentimiento de rabia o asombro  2.- gracias mi amor, ¿a que debemos el detalle? (desconcierto, sorpresa y placer)

Ya con esta técnica podremos identificar cuantos pensamientos irreales, absurdos, abstractos, y a veces imposibles. Podemos empezar desde este momento a contar los pensamientos automáticos, apaciguarlos con una palabra positiva, y luego identificarlos. Te garantizo que modificará tu forma de ver la vida y pensar con sensatez para ser positivos.

Fuente del Autor: https://consultoriopsicovida.wordpress.com/2015/04/19/puedes-leer-tus-propios-pensamientos-descubre-como/

24 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

Cuando el viento molesta

???????????????????????????????

Algunos días te molesta el sonido del viento en la hierva,

Te molestan los rayos que se cuelan por tu persiana bajada,

Algunos días te molesta la brisa en tu piel, el roce de tu camiseta,

Te molesta cualquier movimiento inesperado,

Cualquier palabra a contratiempo,

Algunos días molestan,

Pero son solo eso, días, deja que pasen.

 

Teba

dalequedale.com

Fuente del Autor: https://unpaseopormipensamiento.wordpress.com/2015/04/19/cuando-el-viento-molesta/

24 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

Emprendimientos conscientes de la Fundación Espató

Emprendimientos Conscientes
Desde Sevilla, y a través de un buen amigo, nos llega esta iniciativa de la Fundación Espató. Nos gusta de ella sus principios, y queremos conocerla más de cerca.

Vendrá Sergio Quiroga Morla a presentárnosla el viernes por la tarde a las 18:30, y a realizar el taller el sábado durante todo el día de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Sergio Quiroga estudió Administración de Empresas en Argentina, su país natal, donde fue profesor de universidad, después fue consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y de Naciones Unidas. Actualmente es Consultor de la Confederación Argentina de la mediana empresa (CAME) y consultor y formador on-line. Orientándose en temas de trabajo y emprendedurismo consciente. No me negareis que es un perfil muy interesante.

El propio Sergio nos define el taller que realizará en Magalia de la siguiente forma:

El impacto que aún tienen las crisis de USA, Europa y el freno al crecimiento en Latinoamérica habla de un sistema en decadencia, revelado no solo por cuestiones financieras sino por condiciones de desigualdad, desequilibrios ambientales, y la proliferación de enfermedades contemporáneas que parecen propagarse sin pausa (Cáncer, Estrés, Alzheimer etc.).

Existe una conexión entre los ambientes económicos, ecológicos, de salud y bienestar de la humanidad.

Emprendedorismo Consciente es una concepción superadora de las visiones de ONG’s, la Responsabilidad Social Empresaria y Emprendimientos Sociales.
Se trata de colaborar con el despertar de la consciencia de empresarios y emprendedores a un nuevo paradigma del éxito empresarial que este nuevo tiempo permite manifestar a fin de obtener además de ganancias, paz interior, salud y felicidad a sus dueños y colaboradores.

Objetivos:

Generar un espacio de reflexión INDIVIDUAL, que permita conocer los conceptos básicos que necesita conocer quien quiera desarrollar un emprendimiento consciente.

Contenidos:

Durante una jornada compartiré contigo conceptos y experiencias sobre:

1. Presentaciones (Viernes)
•    Presentación ponente, Fundación Espató y Premio Espató al Emprendedor Consciente.
2. Una Nueva Economía
•    Antecedentes en USA y CEE, casos de empresas conscientes.
3. Trabajo y Empresas Conscientes
4. Perfil y nuevos paradigmas de un Emprendedor Consciente
5. Orientación y Propósito
•    Propósito, Misión y visión de una Empresa Consciente. Transformación de empresas viejas.
6. Nuevo Management de los EC:
•    De la organización rígida a  Organizaciones Flexibles y saludables
•    De la gestión de recursos humanos al Liderazgo Consciente, y equipos auto coordinados.
•    Del lucro y gestión financiera a la abundancia,
•    Del Marketing del deseo a la co-creación de mercados.
•    De la Calidad en el Servicio a la Impecabilidad.
7. Conclusiones y Preguntas

La inversión por el taller será de 97 €, 67 € pagando la inscripción antes del 2 de Mayo. Poner en el concepto de la transferencia el nombre del alumno Banco Caja España – Número de Cuenta: 2096 0084 40 4091221800 (esta cuenta pertenece a la Fundación Espató) Si os juntáis dos personas para la inscripción de antes del 2 de Mayo el precio será de 50 € para cada uno.

Creemos que es una buena ocasión para abrirnos a otra visión del mundo del emprendedurismo, de la mano de un ponente internacional de reconocido prestigio. No dejes pasar esta oportunidad, y si no haces el taller por lo menos no dejes de venir a la presentación.

Dudas e inscripciones en el teléfono 671949540

Fuente del Autor: https://elblogdemagalia.wordpress.com/2015/04/15/emprendimientos-conscientes-de-la-fundacion-espato/

24 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

T. Harv Eker: Los Secretos de la Mente Millonaria

T. Harv Eker es un autor, empresario y orador motivacional conocido por sus teorías sobre la riqueza y la motivación. Es el autor del libro “Los Secretos de la Mente Millonaria“.

Utilizando los principios que enseña, T. Harv Eker fue de la nada a millonario ¡¡en 2 años y medio!! T. Harv Eker es el fundador de Peak Potentials Training, la empresa de mayor crecimiento en el área de desarrollo personal de Estados Unidos.

El estilo de gran energía de Eker mantiene a la audiencia de sus eventos cautivada. Su lema “hablar es barato” y su habilidad única para que la personas entren en acción hacen de su formación algo único.

Eker es autor de los bestsellers “Los Secretos de la Mente Millonaria” y “Riqueza Acelerada”. También ha desarrollado varios cursos pioneros como son el “Programa Intensivo de La Mente Millonaria”,” Dirección de vida”, “Wizard training” y “Train theTrainer”. Es también productor y formador del “Enlightened Warrior Training”.

dalequedale.com

Fuente del Autor: https://oroparatodos.wordpress.com/2015/04/15/t-harv-eker-los-secretos-de-la-mente-millonaria/

23 abril, 2015
por admin
0 Comentarios

El Big bang y la ciencia ficción

Fred Hoyle en la BBC

Fred Hoyle en la BBC

Por Iván Rodrigo Mendizábal

Se dice que el astrofísico y escritor de ciencia ficción, Fred Hoyle acuñó el término “Big Bang” durante una entrevista en la BBC de Londres en 1949. En ese momento Hoyle pronunció como una broma o como una salida a una cuestión que desde los tiempos de Einstein ya circulaba como algo no aceptable en los círculos científicos. Él se burlaba de las ideas relativas a la expansión del universo, propuesta por el sacerdote, también científico, Georges Lemaître, hacia 1927.

Big Bang era así un denominación que en principio negaba la posibilidad del universo expansivo, con la que Hoyle pretendía criticar a quienes querían investigar tal supuesto fenómeno y más bien manifestar su tesis del universo estacionario –que existió siempre según él– en el que la vida pudo venir de algún lado, transportado por alguna fuerza radioactiva, un cometa –teoría que él la inscribió como panspermia–. Sin embargo, pronto se volvió un término que poco a poco fue siendo apropiado por otros científicos interesados en saber más del universo, las distancias, las conexiones entre galaxias, sistemas y planetas, en la posibilidad de la vida exterior, hecho que luego derivó en un nuevo modelo del origen del universo y las estrellas basado en la tesis de que en origen todo partió de algo singular, con suficiente densidad, que implicó una explosión y una expansión hasta lo que vivimos hoy.

Hoyle como detractor a la final se convirtió en el padre de un concepto que en la actualidad ha dado pie a un sinfín de experimentos y de ficciones. En 1994, no obstante el interés por investigar más las profundidades del espacio exterior y responder también a la pregunta de cómo se creó el universo –o quién lo creó, donde aparecen las cuestiones relativas a Dios–, Hoyle siguió insistiendo que su término falacia era real. Decía –en Home Is Where the Wind Blows (1994, p. 414)–:

“Big-Bang cosmology refers to an epoch that cannot be reached by any form of astronomy, and, in more than two decades, it has not produced a single successful prediction”.

Es decir, que sería imposible saber cómo se originó todo y aunque se hayan hecho intentos de conocerlo, hasta el momento, en la década de 1990, no había resultados eficaces. Era algo así como negar la posibilidad incluso de vida extraterrestre.

Portada de la novela La nube negra de Hoyle

Portada de la novela “La nube negra” de Hoyle

Para seguir discutiendo su tesis de la panspermia, Hoyle escribió ciencia ficción. En La nube negra (1957) se aborda la idea de lo que viene desde el exterior. Es una novela acerca de una nube negra interestelar que viaja por el espacio exterior y saca de sus órbitas a los planetas, la cual de pronto se aproxima a nuestro sistema solar. En esta obra, como buen astrofísico, además de articular una trama donde la ciencia trata de descontaminarse de la intervención política, el autor hace todo un trabajo de traducir a la ficción los términos de las ciencias: de este modo, la novela es un ejemplo fabuloso de ciencia ficción dura. La nube negra en realidad parece ser la respuesta a las tesis del universo expansivo, pues ella es un ser inteligente, con cuyo paso se siembra algo. Es interesante la siguiente “conversación” entre los científicos y la “nube negra” en la novela de Hoyle:

“- ¿Qué edad tiene usted en realidad?

«Algo más de quinientos millones de años.»

– ¿Y su nacimiento, es decir, su origen, fue una consecuencia de una acción química espontánea, como creemos que ha ocurrido aquí en la Tierra?

«No, no fue así. Cuando viajamos por la galaxia andamos a la pesca de convenientes agregados de materia, nubes convenientes en las que podamos plantar vida. Hacemos esto más o menos en la misma forma que ustedes hacen crecer brotes de un árbol. Si, por ejemplo, yo encontrara una nube conveniente que todavía no estuviera dotada de vida, plantaría en ella una estructura neurológica comparativamente simple. Esta sería una estructura que yo mismo hubiera construido, una parte de mí mismo.

«La cantidad de azares con que el origen espontáneo de vida inteligente se enfrenta es superada mediante esta práctica. Voy a darles un ejemplo: Los materiales radiactivos deben ser excluidos rigurosamente de mi sistema nervioso por una razón que les expliqué en una conversación anterior. Para asegurarme de esto poseo una elaborada pantalla electromagnética que sirve para impedir el ingreso de cualquier gas radiactivo en mis regiones neurológicas, en mi cerebro, en otras palabras. Si esta pantalla dejara de actuar, yo experimentaría un gran dolor y pronto moriría. Una falla de esa pantalla es uno de los accidentes posibles que les mencioné hace un rato. El punto clave de este ejemplo es que nosotros podemos proporcionar a nuestros ‘infantes’ las pantallas y la inteligencia para operar con ellas, mientras sería muy improbable que tales pantallas pudieran desarrollarse en el curso de una vida de origen espontáneo.»

– Pero eso es lo que debe haber ocurrido cuando surgió el primer miembro de su especie – sugirió Mc-Neil.

«No estoy de acuerdo en que hubiera un ‘primer’ miembro», dijo la Nube. MacNeil no comprendió esta observación, pero Kingsley y Marlowe intercambiaron una mirada como si dijeran: «Oh, oh, ahí vamos. Eso les va a pegar en el ojo a los muchachos del universo en explosión»” (Fred Hoyle, La nube negra, Buenos Aires: Mirasol, pp. 179-180).

En efecto, Hoyle, mediante el encuentro de los científicos con la nube negra, que es una forma inteligente de millones de años, le inquieren sobre su origen y, como tal, el origen del universo. La respuesta es más bien otra, pues la nube ha estado allá alimentándose y generando vida, dotando a las estrellas de una especie de sistema neurológico que les hace vivir y cambiar. Asimismo es una nube viajera que reparte “semillas” o que absorbe otras. La clave en la cita anterior radica en el hecho que la misma nube negra no se reconoce, ni tampoco afirma que haya un primer momento, un “primer miembro” que lo haya originado todo. Frente a ello el autor reafirma su idea de que no hubo origen de nada e incluso, mediante la mirada de los personajes, hace que idea: “Eso les va a pegar en el ojo a los muchachos del universo en explosión”, es decir, los científicos –como él–, mediante la ficción hablaron con esa fuerza inteligente del universo gracias a la cual constataron que es imposible seguir hurgando por los orígenes y la expansión.

Hoy en día “Big bang” sigue siendo un concepto llave que abre a muchas posibilidades y muchas exploraciones. Hoyle, a pesar de no estar convencido de la idea, hizo que su broma termine siendo el camino para otras preguntas.

dalequedale.com

Fuente del Autor: https://cienciaficcionecuador.wordpress.com/2015/04/18/el-big-bang-y-la-ciencia-ficcion/